Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Croquetas de pollo al curri con harina de castaña

Hoy os traemos cocina de aprovechamiento: vamos a utilizar lo que nos sobró de un pollo asado para hacer unas sabrosas croquetas. En este caso, primero asamos un pollo entero en salsa de cítricos (naranja y limón). Guardamos también la salsa sobrante, que nos sirvió para la elaboración de la crema de las croquetas. 

Si vosotros queréis hacer la receta partiendo de cero, en lugar de la salsa tendréis que usar caldo o leche, a vuestro gusto. También deberéis asar o pasar por la plancha las pechugas previamente. 

Aviso: esta receta es apta para paladares aficionados a los contrastes y al picante. Si no es tu caso, puedes simplemente eliminar el curri y el jengibre de la receta y echarle solo las especias que a ti te gusten más. ¡Vamos! 

Ingredientes:

  • 2 pechugas de pollo asadas
  • 40 gramos de harina de castaña Amarelante
  • Harina de trigo
  • 50 gramos de mantequilla
  • Caldo de pollo y/o leche (nosotros aprovechamos la salsa de asar las pechugas, que fue con cebolla y cítricos)
  • Especias al gusto: sal, pimienta, nuez moscada y un poco de curry.
  • Harina, huevo y pan rayado para rebozar
  • Aceite para freír

Elaboración de las croquetas

Una vez tenemos el pollo hecho, lo dejamos enfriar y lo desmenuzamos. Esto va al gusto de cada una/o. Dependiendo de si os gusta encontrar trocitos de pollo en las croquetas, podéis picarlo más fino o más grueso. 

croquetas-polo-fariña-castaña
Croquetas de pollo, curri y harina de castaña.

Para preparar la bechamel podemos utilizar mantequilla o ghee. Nosotros utilizamos mantequilla: la derretimos y le añadimos la harina poco a poco. Debemos asegurarnos de que la harina está bien deshecha y de que no hay grumos. También es importante hacerlo a fuego lento para que no se queme. Después, iremos añadiendo la salsa —si la tenemos— o el caldo o leche sin dejar de remover muy rápido para que queden grumos ni se pegue. Nuestra recomendación es que mezcles harina de castaña con harina de trigo para que las croquetas no queden excesivamente dulces… pero eso va por gustos. Durante este proceso debemos ir añadiendo las especias a nuestro gusto y probando. 

Aquí te dejamos una recomendación que nos hizo nuestro amigo Vicocinillas: si utilizas curri, debes añadir también un toque de jengibre (él nos dice que le echa tanto natural como en polvo) y ghee. 

Cuando la bechamel esté bien espesa, añadimos el pollo y mezclamos bien. Dejamos enfriar. Lo ideal sería dejar la masa en la nevera de un día para otro para que nos sea fácil trabajarla.  

Ya solo quedaría formar las croquetas y freírlas. ¡A disfrutar!

Para saber más: visita el perfil de @vicocinillas en Instagram. Además de ser un experto en croquetas, hace otros muchos platos deliciosos y te enseña sitios para comer muy bien tanto por la zona de Castellón como por Galicia. 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *